lunes, septiembre 9

Aprovecha el “NOT” en Google, ¡gana tiempo! (OSINT)

Antes que nada, quiero desearte un feliz regreso de las vacaciones y un nuevo año laboral magnífico. Supongo que estarás volviendo a la rutina poco a poco, intentando recordar qué fue lo que dejaste pendiente. Las vueltas al trabajo después del verano suelen ser aterrizajes forzosos, jajajaja. Así que muchos ánimos y a por todas.

Por mi parte, hace unas semanas comí con unos amigos interesados en el análisis de Inteligencia y, en plena comida, se generó un debate jugoso que me ha inspirado para este post. Quiero darle las gracias a Fernando, Pedro y Sama, por darme la idea de profundizar un poco más en el aprovechamiento de la lógica de proposiciones para mejorar las búsquedas en Internet, algo que ya se viene utilizando con los operadores booleanos de los que hablaremos un poco más adelante.

Pero, pongámonos manos a la obra. ¿A qué viene todo esto de la lógica proposicional? Pues bien, los dos chicos que había en la mesa son filósofos y se nos dio por debatir cómo la negación de un elemento, en un momento determinado, puede ayudarnos a conseguir justo lo que estamos buscando. ¿Curioso verdad? Es decir, cómo para poner de relieve algo que nos interesa a veces se nos obliga a negar la presencia de otro elemento. Veamos el siguiente ejemplo gráfico utilizando los colores primarios (rojo, verde y azul).

Supongamos que estoy haciendo un análisis del color verde, sin embargo toda la información que me encuentro en mis búsquedas es de color amarillo. ¿Qué puedo hacer en mi análisis? ¡Fácil! ¿Fácil? Negar el color rojo.

 AdditiveColorMixiing 

¿Recuerdas las mezclas de colores que nos enseñaron en el colegio? El amarillo era el resultado de mezclar el color rojo y el color verde. Por tanto, si elimino el rojo de la mezcla, aparecerá el verde que estaba buscando “dentro del amarillo”.

Otro ejemplo más de la vida real me lo comentaron ya hace tiempo. Resulta que una conocida empresa de Branding utilizaba a un trabajador invidente para que le describiera los entornos que diseñaba para sus clientes. Aunque cualquier persona sensible podría realizar el mismo trabajo, sí es cierto que los invidentes tienen mucho más desarrollados los otros sentidos. Por lo visto este hombre era experto en poner de relieve si los espacios que se estaban diseñando eran acordes a lo que las marcas querían transmitir. Gracias a su sensibilidad, al no poder ver, prestaba más atención a la temperatura, a si los espacios eran acogedores o estresantes (cómo se respiraba), con ruidos que distraen, inquietantes o tranquilizantes, etc. Todas aquellas sensaciones que los que podemos ver recogemos inconscientemente sin poder definirlas muy bien, él podía identificarlas una a una para ayudar a corregir las desviaciones en la implantación de los diseños iniciales.

¿Qué te parece? Con estos ejemplos pretendo recordarte que no siempre es bueno “atacar” de frente nuestro objetivo para llegar hasta él. Tal vez te sirva para mejorar tus estrategias de búsqueda de información en metabuscadores y/o en Google.

Comencemos desde lo más básico, ¿qué es la lógica proposicional o lógica de proposiciones? Aquí tienes la definición de la Wikipedia, que seguro ayudará a aclarar conceptos de un modo sencillo, pues los ejemplos que publica son fáciles de entender.

En términos generales, podemos decir que es un tipo de lógica que utiliza una serie de elementos o conectores cuya característica fundamental es que representan aspectos estables y constantes de “verdad”, vamos, que “siempre están ahí” y no modifican su comportamiento. Los 3 conectores más básicos se traducen al lenguaje natural en forma de las expresiones “o”, “y”, “no”.

Pongamos un ejemplo: ¿Qué animal es?
- Es gato o es perro
- Es gato
- Por tanto, no es perro

Evidentemente la lógica de proposiciones tiene sus limitaciones. Pero nosotros queremos aprovecharla especialmente para esas situaciones donde tenemos claros todos los elementos que estamos buscando y aquellos que no queremos que nos muestre el buscador.

Para facilitárnoslo, existe hoy día un álgebra específica que utilizan casi todos los buscadores: el álgebra de Boole, quien a su manera, realizó su propia interpretación de la lógica de proposiciones de la que acabamos de hablar.

Un álgebra consiste en una serie de elementos y una serie de operadores que conectan entre sí dichos elementos para obtener un resultado. En este sentido, Boole decidió que sus operadores básicos serían AND, OR, NOT, que traducidos al español significan Y, O y NO condicional.

Aunque en los comienzo su álgebra se utilizó básicamente en electricidad, con el desarrollo informático se fue incorporando al mundo de la programación y la información digital. Hoy día, prácticamente todos los rastreadores utilizan de forma directa o indirecta estos operadores, además de otros algoritmos, como el caso del misterioso y cotizado algoritmo de Google. Esto significa que si aprendes a manejarte con ellos, tus búsquedas serán mucho más eficaces y perderás menos el tiempo. Puede ser un modo de saltar la “infoxicación” a la que los analistas nos estamos acostumbrando ya en la Red.

Así pues, mis palabras mágicas de hoy se dirigen a cómo utilizar el operador “NOT” en Google.

Existen dos formas básicas que son tan fáciles que no tendrás ningún problema con ellas.

¡Vamos allá! Pongamos un ejemplo muy básico para entenderlo. Imaginemos que estamos elaborando un informe sobre UNHCR o ACNUR. Sin embargo, debido a la situación actual de conflicto con Siria, toda la información que nos sale cuando buscamos sobre esta organización son las alertas del aumento de refugiados en países cercanos. Pero nosotros no queremos ese tipo de información, queremos ver más cosas de ellos y más allá de su web. ¿Qué hacemos? ¿Vamos haciendo clic en cada página de Google hasta encontrar alguna entrada interesante? Perderíamos mucho tiempo.

Puesto que sabemos que queremos todo menos los contenidos sobre Siria utilizamos el operador “NOT”:

A) UTILIZANDO EL BUSCADOR AVANZADO

Ya hemos hablado en varias ocasiones en este blog del uso del buscador avanzado de Google.

Para realizar la búsqueda correctamente simplemente buscamos aquella palabra o frase target de nuestra búsqueda y negamos en el formulario correspondiente lo que deseamos que excluya en sus búsquedas.



B) UTILIZANDO DIRECTAMENTE EL OPERADOR

Una vez que te has aprendidos los códigos para solicitar el uso del operador no hace falta que vayas hasta el buscador avanzado. En Google es tan simple como utilizar el símbolo del menos “-“. Como si le dijeras al buscador “búscame esto menos esto”.

Quedaría así:



En este caso, vemos por ejemplo una noticia del portal AllAfrica.com que nos remite a una urgencia en la República Democrática del Congo. Además, confirmamos que en ninguna página del conocido buscador aparece nada relativo a Siria.

Y hasta aquí el consejillo de hoy. Espero que te sirva de ayuda y te permita pulir un poco más tus búsquedas. En otras entradas abordaré el resto de operadores booleanos.

Por favor, si vas a utilizar estos contenidos cita a la autora. Potenciemos el Inteligencia colectiva sin dañar a los autores. 

Publicar un comentario
Comparte información para Análisis de Inteligencia usando el hashtag en Twitter #esINT. Seguro que tú también tienes mucho que aportar.

Recíbelo por email

Archivo