sábado, julio 20

10 habilidades imprescindibles para un Analista de OSINT: ¿jugamos?

Lo primero y antes que nada, pediros disculpas por la tardanza en actualizar este blog. Como dicen por ahí, “el trabajo es lo primero” y estos meses han sido muy intensos, por suerte. Llevo desde hace tiempo con muchas ganas de hacer este post, especialmente ahora que se está poniendo tan “de moda” el Open Source Intelligence o Inteligencia de Fuentes Abiertas. Afortunadamente, desde hace unos años, existe una tendencia mundial de garantizar el acceso a la información de forma gratuita, y es por ello que cada vez adquiere más importancia el análisis de inteligencia basado únicamente en la utilización de “fuentes abiertas”, que no debemos confundir con “gratuitas”.


Quiero dar las gracias a todos aquellos que leéis este blog, ¡que sorprendentemente cada vez sois más! Cuando empecé con él pensé que sería un espacio donde compartir con algunos compañeros del Master de Analista de Inteligencia algunas ideas y poco más, pero al final se está extendiendo a más compañeros e interesados en el sector. Entre ellos, quiero dar las gracias hoy especialmente a Papeles de Inteligencia que ha sacado un ranking de los Tuiteros de Inteligencia Competitiva y me ha puesto en el top 1 (¡menuda responsabilidad!). Te recomiendo que visites su blog, porque tiene cosas muy buenas que te seguirán ayudando a reflexionar sobre cómo hacer mejor nuestro trabajo, sobre todo si tu especialidad es la Inteligencia Competitiva. ¡Gracias Ramón!

Bien, ¿y por qué me ha dado por crear un post como este? Como sabéis, casi siempre reflexiono sobre situaciones que voy encontrando. En este caso, últimamente veo que hay interesados en el sector que están confundiendo el OSINT con la fase de obtención dentro del Ciclo de Inteligencia y eso no es bueno, porque los informes basados en OSINT realmente deben ser igual de rigurosos en el análisis que los basados en HUMINT (según la NATO, es la inteligencia que emana, en su fase de obtención, de información de fuentes humanas). Esto quiere decir que un informe de OSINT NO es una recopilación de enlaces y fragmentos de información encontrados en Internet. ¡Cuidado con el “copy paste”!

Para que el OSINT sea realmente “Inteligencia” o “Análisis”, una vez obtenida la información debemos procesarla para convertirla en información de valor para el decisor que nos ha pedido el informe. Si te asaltan las dudas puedes preguntarte, ¿mi informe sirve para tomar una decisión?

En mi línea de potenciar la Inteligencia Colaborativa, para esta entrada he contado con la ayuda de la Analista de Inteligencia Competitiva Andrea Urrecho que actualmente trabaja en el CNTA, y que también aparece nombrada en el ranking del blog de Papeles de Inteligencia. Andrea lleva ya muchos años en el sector, por lo que además de un profundo conocimiento de la disciplina, también tiene una experiencia muy interesante que le permite ofrecer puntos de vista distintos a la disciplina. ¡Gracias Andrea! ¡Ha sido genial trabajar contigo en este post! ¡Muy enriquecedor!

Cuando le plantee la idea le comenté que quería que fuera una reflexión muy divertida y diferente. Las dos estuvimos de acuerdo en que nos apetecía hablar de las habilidades imprescindibles para un analista de fuentes abiertas u OSINT con la intención de elaborar también algunas recomendaciones y ejercicios que ayuden a recordar que esta disciplina no se queda sólo en obtener información. Además, lo hemos planteado tanto para Inteligencia Competitiva como para Inteligencia de Seguridad. Es, por tanto, una entrada que hemos trabajado en conjunto y que esperamos que te ayude a reflexionar sobre cómo potenciar todavía más tus habilidades.

Por otro lado, pensando en cómo traer algo de aire fresco a la disciplina, Jose María Blanco y yo llevamos ya varios meses reflexionando sobre la incorporación de los Serious Games al proceso de capacitación de un analista. ¿Sabías que la CIA tiene en su web, para los niños pequeños, juegos orientados a despertar las habilidades más básicas de nuestra profesión. En mi caso supongo que es deformación profesional, pues durante años, antes de ser analista de Inteligencia, fui guionista multimedia especializada en formación.

Jose María y yo consideramos que empezar a incorporar pequeños Serious Games podría ser beneficioso para mejorar la parte académica de la disciplina del Análisis de Inteligencia, especialmente de OSINT, ayudando a los alumnos a enfrentarse a simulaciones que sirvan como un buen entrenamiento profesional. Aunque tenemos pendiente un amplio artículo al respecto, vamos a abrir boca en este listado de habilidades. Y ya de paso, decir que se este tipo de desarrollos ahorran enormemente los gastos de formación cuando son masivos.

Así pues, Andrea y yo te preguntamos, ¿Quieres jugar?

El desarrollo de nuestra disciplina es una realidad debido a que, como profesión emergente, el “puesto de” analista de información está siendo cada vez más demandado en todo el mundo. De hecho, en los últimos tres años se han multiplicado por cinco a nivel mundial las ofertas de nuevos puestos de trabajo para analistas de información.

Paralelamente, además del Análisis de Inteligencia, cada vez son más las empresas, gobiernos, y administraciones a nivel mundial que descubren la trascendencia de contar con un sistema sólido y bien estructurado de vigilancia tecnológica para ganar eficiencia, competitividad, y ahorrar costes.  Es este nuevo escenario global lo que demuestra que el analista de información es una de las profesiones emergentes con más futuro. Las características de este nuevo mercado universitario y profesional son de orden cualitativo, científico y experimental. Cualquiera que sea el área de actividad en la que se demandan analistas de información, se requiere que el candidato tenga sólidos conocimientos y experiencia en el tratamiento y gestión de la información, y una probada capacidad analítica (no vale con copiar y pegar), porque de sus resultados depende la organización, estrategia y la toma de decisiones.

En cuanto al ámbito específico donde el profesional de información puede ejercer sus competencias, la Asociación Española de Documentación e Información (SEDIC) publicó en 2005 el “Euro-referencial en Información y Documentación” el cual identifica 33 campos susceptibles de ello. Además, se señalan y definen veinte aptitudes básicas de la profesión.

Desde el surgimiento de la profesión, la labor de información exhibe una vocación, un sentir altruista y una responsabilidad sobre los recursos de información que se ofrecen.  Este eje central de la personalidad del analista podría dar lugar a otra entrada en el blog, especialmente si lo vinculamos al aspecto ético de la Inteligencia. Esta vez, mencionaremos sólo que uno de los expertos que más ha trabajo este aspecto en nuestro país es Fernando Velasco, director de la Cátedra de Servicios de Inteligencia y Servicios Democráticos. Si tienes ocasión de escucharle alguna vez, te recomiendo que lo hagas. Y fuera de nuestras fronteras, no deberías perderte los artículos y los libros de Jan Goldman, director de la revista Intelligence Ethics en la cual tuve el privilegio de publicar una pequeña recensión sobre un libro de Ciberespionaje. En definitiva, la coherencia entre la capacidad científica e intelectual y los principios clásicos de la ética de un profesional, son indispensables también para el profesional del análisis de Inteligencia, el cual, trata de resolver, mediante su actividad, la problemática relacionada con el acceso y la disponibilidad de los recursos de información en su ámbito de actividad. Actitudes, habilidades y conocimientos adecuados son los ingredientes necesarios para el buen ejercicio en cualquier profesión.  ¿Cuáles son los más importantes para el analista de información de fuentes abiertas (OSINT)?

Lo primero y para desmitificar: no es exigible un perfil académico concreto y específico sino que, partiendo de un amplio bagaje técnico y dependiendo del ámbito en el que desarrolle su actividad, tendrá que especializarse en esta disciplina formándose y enriqueciendo su conocimiento de forma continua. A partir de ahí debe:

  1. Ser lo suficientemente inquieto y disponer de grandes dosis de curiosidad que le impulsen a ir más allá de las dificultades o retos que puedan aparecer en el camino. Para desarrollarla o potenciarla puede recurrirse a juegos de enigmas o adivinanzas. Te proponemos por ejemplo los de PsicoActiva. ¿Serás capaz de resolverlos? 
  2. Desarrollar un firme pensamiento crítico y rigor analítico. Que suele ir muy relacionado con la capacidad de observación y escucha interior. Un analista debe evitar dejarse arrastrar por lo que dicen los demás o por toda la información que recibe del entorno. Podemos empezar el rigor en el análisis con el juego de las diferencias. ¿Nos parece todo igual o somos capaces de encontrar los detalles que hacen diferente a una información de otra?
  3. Ser protagonista de sus propios procesos de aprendizaje y adquisición de conocimientos. Esto significa que los analistas aprendemos a través de nuestra propia curiosidad leyendo, analizando, integrando  evaluando, confirmando, etc. Para ello es muy necesario desarrollar la memoria. Un ejemplo puede ser el juego Where on Google Earth que invita a los navegantes a descubrir de dónde es cada foto que se muestra. Una bonita manera de descubrir la geografía del mundo, mientras aprendemos a ver imágenes de satélite.
  4. Ser resilente al exceso de información, pues suele estar sometido a una constante “infoxicación”, que debe saber tratar con rigor y cierta sistematicidad para evitar que le supere y le permita seleccionar la información verdaderamente relevante, especialmente en el mundo OSINT basado en Internet. Para ello es fundamental desarrollar una magnífica estrategia de búsqueda de información online. Hoy día, encontrar información útil en la gran Red es como intentar encontrar a Wally. ¿Eres capaz de encontrarlo?
  5. Desarrollar un criterio acertado para discriminar fácilmente la información relevante y proveniente de fuentes fiables de la que no lo es, el elevado grado de empatía con los usuarios que le permite situarse fácilmente en el lugar del otro y ofrecer las soluciones y servicios a medida de las necesidades del usuario; la resiliencia, que le permite “reinventarse” con cada obstáculo que se le presenta; el dominio de las tecnologías de la información y comunicación, y su gran capacidad de adaptación, garantizan la exitosa consecución de todo lo que se le plantee o se proponga. Por otro lado, es importante tener un buen número de fuentes especializadas y bases de datos, que suelen estar sujetas a suscripción. El elevado coste de las plataformas de VT/IC y de las suscripciones a recursos científico-tecnológicos especializados (revistas científicas, bases de datos, estudios de mercado, etc.), pueden llegar a complicar y obstaculizar en mayor o menor medida el desempeño de sus funciones. Así que saber optimizar los recursos disponibles en las fuentes abiertas, también se convierte en fundamental. ¿Descubrimos al asesino
  6. Ser capaz de categorizar y jerarquizar la información relevante una vez que la ha filtrado. Puede que en Internet encontremos un montón de info muy buena, pero ¿cuál es la que realmente nos sirve como base de análisis para el informe que necesitamos desarrollar? ¿Qué tal se te dan los juegos tipo tetris?
  7. Desarrollar visión de futuro y un pensamiento estratégico para identificar las oportunidades dentro y fuera de su ámbito de actividad, así como posibles amenazas, y asumir nuevos retos, actuando como un catalizador del cambio.  ¿Te animas con el Mahjong? ¡Cómo me gusta este juego! Horas y horas que me he pasado jugando a todas sus versiones. ¿Y el  Sokoban?
  8. Poseer el conocimiento profundo y permanentemente actualizado de los requerimientos informativos de su organización y de los profesionales que la integran, para poder ofrecer, la información pertinente, a la persona indicada, en el momento justo. ¿Jugamos al Solitario spider?¿Cómo te desenvuelves con las nuevas cartas que van apareciendo? ¿Eres capaz de rehacer toda tu estrategia?
  9. Ser líder que le haga tomar la iniciativa y ser capaz de trabajar de forma totalmente autónoma y proactiva. ¿Te acuerdas del juego de los Lemmings? De los mejores que ha habido en la historia, a mi humilde modo de ver. 
  10. Ser una persona innovadora, siempre dispuesta al cambio y que no cesa en su empeño de la mejora continua, la evolución positiva y la renovación. Para ello es fundamental desarrollar una mente creativa (Jose María Blanco tiene una entrada muy buena en su blog al respecto) capaz de saltar los límites y prejuicios naturales de nuestra profesión. ¿Qué esconde la imagen?
Por último y de forma transversal a estas 10 habilidades hay dos que no debemos olvidar:

  • Especialmente para OSINT es necesario manejarse bien con ciertas herramientas informáticas que ayuden con la sistematización de las búsquedas, sobre todo en lo relativo a la captación y almacenamiento de la información
  • Cualquier analista debe poseer una perfecta habilidad para la comunicación, a todos los niveles (oral y escrito) y con todos los posibles usuarios. El éxito de su trabajo dependerá en gran medida de su capacidad para informar adecuadamente y garantizar la eficacia y eficiencia del sistema, promoviendo el “feedback” de los usuarios, retroalimentando con él el sistema de forma continua y adaptando los servicios de información en respuesta a necesidades cambiantes.
Sin más, esperamos que este post te haya entretenido, especialmente ahora que viene la época de vacaciones. Y ya de paso, si hemos conseguido hacerte reflexionar un poquito más sobre cómo entrenar tu cerebro para esta profesión de un modo original e igualmente certero, Andrea y yo sentiremos que cumplimos nuestro objetivo.

FINALMENTE, ESTA ENTRADA DE BLOG NOS INSPIRÓ PARA UN PAPER DE VISIO 2014 QUE NOS ACEPTARON Y QUE CON GUSTO PRESENTÉ EN LAS CONFERENCIAS.

Si quieres saber más sobre este tema, te recomiendo visites la entrada en el blog de SEGURINT: Análisis de Inteligencia y Serious Gaming. ¡Es realmente buena!

Si vas a usar algo de este post acuérdate de citar a las autoras ;-) ¡Potenciemos la Inteligencia colectiva sin dañar a los autores!

Publicar un comentario
Comparte información para Análisis de Inteligencia usando el hashtag en Twitter #esINT. Seguro que tú también tienes mucho que aportar.

Recíbelo por email

Archivo