domingo, marzo 18

NATO lleva el “Smart Defence” a la Conferencia de Chicago 2012



Ya estamos a las puertas de la próxima cita de la NATO. En esta ocasión , el lugar elegido es una ciudad de USA llena de encanto y especialmente conocida por sus impresionantes rascacielos: Chicago.

La conferencia tendrá lugar en mayo, y además de otras cuestiones de relevancia para los países miembros, se abordará en profundidad un nuevo concepto: “Smart Defence” o “Defensa Inteligente”. Sin duda conviene estar al tanto de los principios que inspira, puesto que es más que probable que tenga un importante peso en las próximas decisiones que surjan de la Alianza.

Es por eso que mis palabras mágicas de hoy pretenden citar los 3 principios básicos que inspiran el “Smart Defence”:

a) Establecimiento de prioridades: la crisis mundial ha puesto al descubierto la incapacidad de algunos países miembros, especialmente de Europa, para continuar inyectando las mismas cantidades de dinero para sostener las acciones de la organización.
Consciente de lo que está sucediendo, NATO quiere volverse más eficiente. Para ello, se decidirán qué acciones y puntos son prioritarios frente a otros menos urgentes o importantes.
Así pues, en los próximos años, si nos preguntamos “por qué actúa aquí y no allá” el análisis quizá deba inspirarse en el recordatorio de la existencia de esta lista de prioridades y por qué determinadas acciones son más importantes o urgentes que otras.

b) Cooperación: tal y como se viene reflexionando desde hace tiempo, los riesgos y amenazas a la seguridad del Estado cada vez son más complejos y no pueden ser abordados sólo desde dentro de cada frontera. El concepto “asimétrico” de las nuevas amenazas ya no es desconocido para nadie, y por supuesto, tampoco para NATO. Consciente del aumento de la dificultad en costear la seguridad, el “smart defence” recuerda que cooperando se accede a más capacidades.
Para conseguirlo se propondrán diferentes vías.

c) Especialización: bajo este principio, NATO quiere abrir un espacio voluntario a la especialización en determinados esfuerzos y continuar así con la línea de la eficiencia.
La idea es proponer una especialización basada en las fortalezas de cada país. De este modo cada miembro contribuiría con “lo mejor de su casa”, repartiéndose así los esfuerzos del gasto derivado de tener que abordarlo todo. Por supuesto, NATO incidir en que la especialización es voluntaria.


Citados estos tres principios llegamos a la conclusión de que “detrás del escenario” aparece una línea argumental muy especial y que sirve de recordatorio sobre los orígenes del Tratado: “unidos somos más fuertes”.

La crisis económica y las nuevas amenazas, no han venido sino a obligar a una profunda reflexión sobre la necesidad de reforzar los lazos de confianza entre los aliados.

¿Hasta qué punto son alcanzables? Lo sabremos a partir de mayo... Sin duda será una conferencia para no perderse y que podremos seguir a través de su canal en Internet.

Y ya como curiosidad, ¿qué te parecería asistir en directo a la conferencia? Si te atreves, NATO te invita con todos los gastos pagados. ¿Cómo? ¡Descúbrelo aquí!

Publicar un comentario
Comparte información para Análisis de Inteligencia usando el hashtag en Twitter #esINT. Seguro que tú también tienes mucho que aportar.

Recíbelo por email

Archivo